Del quiosco de revistas a Netflix: ¿Por qué es tan importante El Eternauta?