Desde el equipo de God of War: Ragnarok insisten con un lanzamiento para 2022