El Marginal 4: Netflix potencia una fórmula ya conocida