Final Fantasy XV salvó a la franquicia de su extinción