Knockout City nos anticipa la importancia del sonido en el juego