Netflix comenzó la producción de la serie de Resident Evil