Análisis Biomutant, un mundo abierto con buenas ideas y también limitaciones