Assassin’s Creed nos lleva a la Segunda Guerra Mundial