Un cómic de Superman desató una gran polémica en Estados Unidos