Judge Dredd condenado a muerte por uno de sus propios creadores