La nueva película de Miyazaki sigue avanzando a pesar del Coronavirus