El Mundial de Overwatch empezó con todo