NieR: Automata, víctima del review bombing: ¿por qué atacan al juego de Platinum?