Nintendo duplica la producción de la Switch