La peculiar aparición de Nintendo en la E3