Reseña cómic nacional: El Hombre Primordial