Primer speedrun de Zelda: Breath of the Wild en menos de una hora