The Day Before en el ojo de la polémica: tiene trabajadores “voluntarios”