Call of Duty Infinite Warfare tuvo una primera semana de ventas arrasadora