Destiny 2 será más difícil que la primera entrega