El director creativo de God of War asegura que será la entrega más ambiciosa de la franquicia