EA Access, cada vez más cerca de PlayStation 4