Esta increíble figura de Death Stranding vale 3.500 dólares