El éxito de Resident Evil 2 podría generar nuevas remakes de la franquicia