El juego indie Prey for the Gods decide cambiar su nombre para evitar conflictos con Prey