Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen se consagra como la película más taquillera de Japón