Kimetsu no Yaiba: Mugen Train es la película nipona más taquillera de la historia