The Last of Us: Part II es prohibido en algunos países de Medio Oriente