Lanzan la consola más cara del mundo y es una NES bañada en oro