PlayStation quiere poner fin a la “guerra de consolas”