Resident Evil 7 se convierte en el juego más exitoso de la franquicia