Riders Republic: impresiones de la beta, adrenalina y diversión sin importar los detalles