Se suma un cuarto escritor en dejar Valve