Sony desmiente los rumores sobre la posible compra de Take-Two