Square Enix quiere llevar sus títulos clásicos a Nintendo Switch