The Last of Us Part II: los enemigos serán mucho más inteligentes