Anthem podría apostar por el cross-play