Bethesda seguirá apostando por los títulos para un jugador