A diferencia de Dark Souls o Bloodborne, Sekiro tendrá un mapa más abierto