Final Fantasy VIII cumple 20 años: un juego que convive entre el amor y el odio de los fanáticos