El hijo de Kratos casi queda descartado del nuevo God of War