La imagen del videojuego de The Outlaws es falsa