La película espacial de Tom Cruise tendrá un presupuesto de 200 millones de dólares