Los creadores de El Conjuro tenían otro nombre pensado para la saga