Marvel’s Spider-Man se convirtió en el juego de superhéroes más vendido de la historia