Nintendo trabaja para resucitar un juego que estaba “muerto”