Por segundo año consecutivo, PlayStation no estará en la E3