El productor de Ghostbusters confirmó una secuela para 2019