Reseña Jujutsu Kaisen, un brutal festival de acción fluida