Análisis Sonic Frontiers, corriendo en la dirección correcta, tropezando con estilo